OSHO

OSHO

“Osho nunca nació – Osho nunca murió

Solo visitó este planeta entre el 11 de diciembre de 1931 y el 19 de enero de 1990″

Inscripción junto a las cenizas de Osho.

Osho (Rajneesh Chandra Mohan Jain) dijo unas semanas antes de fallecer, cuando se le preguntó qué haría cuando se fuera: “Mi confianza en la existencia es absoluta. Si existe algo de verdad en lo que digo, sobrevivirá… La gente que se mantenga interesada en mi trabajo, simplemente estará llevando la antorcha, pero sin imponer nada a nadie… Continuaré siendo una fuente de inspiración para mi gente. Y eso es lo que la mayoría de mis sannyasins (significa en sanscrito “renunciante, asceta, monje”) sentirá. Deseo que crezcan por sí mismos cualidades como el amor, en torno al cual no se puede crear ninguna iglesia; como la conciencia, que no es el monopolio de nadie; como la celebración, el regocijo, la mirada inocente del niño… Deseo que la gente conozca de si misma y a que no sea según algún otro; que conozca el centro de su ser”.

La filosofía de Osho se basa en el autoconocimiento y el desarrollo personal, despreciando cualquier dogmatismo y tomando como ejemplo a los místicos de otros tiempos. Pero en realidad Osho y Jesucristo tienen mucho en común. Cuando Osho rozó en su vida lo occidental fue crucificado de la forma en que se crucifica hoy en día: destruyendo su imagen en los medios de comunicación; obvian su mensaje y se centran en lo negativo de sus acciones, defenestrándole, tal y como se hizo con Jesucristo. Jesús ya hablaba de transformación personal en todos los aspectos de la vida, de la renuncia a los bienes materiales, de perdón o de respeto y consideración a las mujeres, pero la sociedad no lo vio con buenos ojos. De hecho, es bastante probable que los romanos lo condenasen a la cruz por sedición contra el Imperio. Pero alejémonos de comparaciones: Osho es único.

Pregunta: Tú estás en contra de la seriedad.  Te has reído de todo, incluso de los dioses, de los seres divinos y de las escrituras ¿Cómo puedes pensar que la gente va a tomarte a ti y tus enseñanzas en serio?

Osho:  ¿Y quién te ha dicho que espero que la gente me tome a mí y mis enseñanzas en serio?  Quiero ser comprendido con alegría, no seriamente.  Quiero que se me tome en broma, no seriamente; no con caras largas, sino con una maravillosa carcajada.

OSHO

OSHO

Vuestra risa, vuestra alegría demuestra que me habéis comprendido.  Vuestra seriedad muestra que me habéis entendido mal, que no os habéis enterado; porque la seriedad no es otra cosa que una enfermedad.  Es otro nombre para la tristeza; es una sombra de la muerte, yo estoy totalmente a favor de la vida.

Si para poder reír, para poder danzar, es necesario rechazarme, entonces rechazadme; pero no reneguéis de la danza ni de la canción, ni de la vida, porque esa es mi enseñanza.

¿Por qué tendrías que tomarme en serio?

Y por eso yo no tomo en serio a nadie.  Quizá todavía tú no lo entiendes: no me tomo a nadie en serio simplemente para dejar bien claro que no quiero que tú tampoco me trates a mí seriamente.  Ríete de mí, diviértete conmigo, regocíjate en mí; pero por el amor de Dios, ¡no te pongas serio!

La seriedad ha matado a la humanidad.  Ha demostrado ser el cáncer del alma.

Mi única contribución a la evolución humana es el sentido del humor.  Ninguna otra religión, ninguna otra filosofía ha tratado de que el humor fuera algo religioso; parece como si para ellos fuera algo profano.

Para mí, el humor es la experiencia más sagrada de la vida.

Y hay suficiente material para demostrarlo: ningún animal en toda la existencia tiene sentido del humor, excepto el hombre.  ¿Puedes pedirle a un búfalo que se ría?  ¿Puedes a un burro que tenga sentido del humor?  En el momento que vuestros santos se vuelven serios, caen en la misma categoría de los búfalos y los burros; dejan de ser humanos, porque esa es la única cualidad específicamente humana.  Muestra que sólo en cierto punto de la evolución se manifiesta el humor.

Y cuanto más te eleves, más divertida será tu actitud hacia la vida y sus problemas.  Resolverlos no supondrá una carga, será un gozo.  La vida no será un pecado; eso pertenece a la gente seria que ha hecho de la vida un pecado; la vida será un premio, un regalo.

Y aquellos que malgastan la vida siendo serios están siendo desagradecidos con la existencia.

Aprende a reír con las flores y las estrellas, sentirás una extraña ligereza elevando tu ser… como si te hubieran crecido alas y pudieras volar.

The Osho Upanishad. Discurso 39

Cuando Osho hablaba, creaba meditación, y eso era algo que solamente él hacía. Creaba pausas en la conversación que indefectiblemente conducían a la mente a un estado reflexivo. Osho afirmaba que lo que decía muchas veces carecería de sentido, porque lo que buscaba era “crear silencio entre las palabras”, porque el silencio es necesario para la meditación. Necesitaba que sus oyentes lo aceptaran en un estado semimeditativo.

En principio no hay mucha diferencia entre una persona cobarde

y una valiente. La única diferencia es que el cobarde escucha

sus miedos y se deja llevar por ellos, mientras que la

persona valiente los aparta y continúa su camino. La persona

valiente se adentra en lo desconocido a pesar de todos los miedos.

OSHO

OSHO

Osho conjugó lo mejor de cada convicción para forjarse una propia sin dogmas. Describió un nuevo camino en el que simplemente se puede ser feliz viviendo el presente y teniendo consciencia de uno mismo.

Así que en lo que a mí respecta no existe tal cosa como lo correcto y lo incorrecto.  ¿Entonces qué enseño yo?  Enseño consciencia: no a etiquetar ni a categorizar.  Enseño consciencia.  Te enseño a estar completamente consciente en cada situación, y a actuar desde tu consciencia.  O, en otras palabras puedo decir: cualquier acción que ocurra a través de la consciencia será correcta; cualquier acción que ocurra a través de la inconsciencia será incorrecta.

OSHO

OSHO

Osho fue encarcelado, dilapidado por los medios de comunicación, degradado públicamente al más bajo escalón. ¿A quién puede poner en peligro la felicidad gratis, el amor libre y una vida sencilla? –Nótese la ironía. Puede ser que dentro de dos mil años Osho sea considerado como el nuevo Mesías; de momento no ha resucitado, pero dentro de dos mil años, ¿quien sabe…?

*    *    *    *    *

Fuentes:

El libro de los secretos (Osho)

Los Misterios de la Vida (Osho)

http://es.wikipedia.org

RELACIONADO:

Los Diez Mandamientos de Osho


La Fábula del Picapedrero

Anuncios