Juan Manuel Opi nació en Villanueva de Sigena en la provincia de Huesca, aunque hoy en día varía su residencia entre entre Barcelona y L`Arboç (Tarragona). Es Diplomado en Psicología Clínica, Psicometría y Psicoterapia. (Centro Internacional de Psicología) y cuenta con varios Master en su haber: en Análisis Transaccional, especialidad Clínica (Estrés) y Organizacional. Además es Certificado en Psiquiatría Integral y Ortomolecular.

Ha participado como ponente en Congresos nacionales e internacionales y como experto invitado en diferentes medios de comunicación, y también ha colaborado en diversas revistas técnicas y periódicos como columnista, en las distintas áreas de la economía, la psicología y los recursos humanos, entre otras.

Actualmente es miembro del Consejo Asesor del Instituto de Estudios Sijenenses “Miguel Servet”, institución que defiende según su ideario los valores y dignidad inherentes en toda persona, la libertad de conciencia y expresión como fuente de desarrollo individual y colectivo, la tolerancia y la justicia en las relaciones humanas, la búsqueda de la verdad como fuente del conocimiento, y la afirmación de los principios de la razón mediante el rechazo del dogmatismo.

Su trayectoria como empresario, Director Comercial y de Formación y su experiencia en la implantación de la Calidad Total y en la formación de directivos y comerciales en distintos sectores y como consultor y coach en desarrollo de la dirección de organizaciones públicas y privadas, convierten a Juan Manuel Opi en uno de los mejores en el área del crecimiento personal-profesional. Es autor de los libros “Técnicas de Negociación Transaccional”, “Las Claves del Comportamiento Humano”, “La Dieta del P.A.N.” y “Yo…¡Cocodrilo! Cómo nace un triunfador.” En Noviembre publicará EL RETO DE SER FELIZ “Cómo vivir sin estrés” con la Editorial Amat.

Su lema vital es la Actitud Mental Positiva: “Para mi es la clave para caminar con cierta libertad y dignidad por la vida sin que esta sea una maldición divina que alguien nos envió desde “el más allá”. Si ha de nombrar alguna cita de cualquier personaje, Juan Manuel Opi destaca una frase que, cuando estudiaba psicología, le repitió el psicoanalista, profesor y maestro Juan Portuondo: “Tú que impartes seminarios y conferencias, recuérdales a la gente que en este mundo estamos de paso, que un día seguro que nos iremos. Recuérdales: Que son cuatro días… ¡y tres nublados! Que no pongan nubes en ese día que aún pueden disfrutar”.

 

JUAN MANUEL OPI

JUAN MANUEL OPI

 Daniel F. Carpintero

Juan Manuel Opi

 

-¿Cuales son las ocupaciones actuales de Juan Manuel Opi?

-En la actualidad y ya desde hace unos años dedico mis actividades profesionales a tres áreas muy específicas: Empresa, como formador en procesos de desarrollo y cambio, y coach, atendiendo a situaciones específicas de determinadas personas o grupos.  Investigación: Sobre la conducta humana y su repercusión en la vida de cada persona y en la sociedad como un todo.  Escribir: publicación de libros y artículos, básicamente de “autoayuda”, aunque hay alguna excepción.

-Su experiencia en el desarrollo personal ha venido acompañado de un constante contacto directo con la psicología de las personas, ¿qué le ha aportado a usted este acercamiento?

-Desde hace más de treinta años, mi profesión ha estado ligada a una cercana relación con las personas, primero como vendedor, después como directivo y empresario y finalmente como formador, asesor /consultor/coach.

La mayoría de cosas de las ahora conforman mis conocimientos, las he adquirido en la relación que he mantenido durante estos años con diferentes grupos de personas de los más variados estratos sociales y escalas jerárquicas en las empresas y organizaciones. En algunos casos para mantenerme informado del pensamiento, sentimientos, modos y formas de pensar de las personas, confirmando en algunos casos mis teorías e incorporando nuevas “visiones” o criterios en otras… 

Mucho aprendí. Más me queda aún por aprender. Saberes que en alguna ocasión ilusionan y en otras muchas decepcionan… De todo ello sigo aprendiendo, para así seguir comprendiendo algunas de las claves del comportamiento humano.

-¿Qué personajes o autores han influido más en su modo de entender el desarrollo personal?

-Como te comentaba en anterior respuesta, muchas personas han influido en mi forma de pensar, sentir y hacer para considerarme en cierta medida un “humanista”.  Mi primera referencia fue sin duda mi padre, un honrado y honesto perfeccionista que me inculcó una serie de valores básicos, después influyo sin duda Miguel Servet el genial, insigne y universal astrónomo, geógrafo, teólogo, y médico descubridor  de la circulación menor de la sangre. Nacimos en el mismo pueblo, Villanueva de Sigena.  Servet es sin duda una de las más grandes figuras que ha aportado España al mundo de la ciencia y el pensamiento,  murió quemado en Ginebra por orden de Calvino por predicar defender y ejercer la libertad de pensamiento.  Estas ideas básicas que condenaron a Servet, están presentes y conforman gran parte de mi filosofía de vida

Después conecté con las obras de muchos de los humanistas europeos, A. Maslow, E. Fromm y V. Frankl son unos buenos ejemplos y americanos posteriormente como A, Maslow o W. James, siendo E. Berne, creador del Análisis Transaccional, mi gran maestro, no en vano el Análisis Transaccional me ayudó a dar un cambio importante en mi vida, ayudándome a comprender como soy, como son los demás y cuál es la forma más eficaz para relacionarme con los demás. Y esto es lo que intento transmitir a los demás…

-¿Qué proyectos tiene ahora en mente?

-Mi proyecto más inmediato es ya una realidad; mi próximo libro EL RETO DE SER FELIZ “Cómo vivir sin estrés”.  Sale al mercado a finales del mes de noviembre.  Como se puede deducir por el titulo, también es un libro de autoayuda.  En esta ocasión aportando conocimientos y propuestas para conocer nuestro nivel de estrés y herramientas para evitarlo o reducirlo, y así evitar el sufrimiento físico y emocional/psicológico.  Pienso que es un libro novedoso y eminentemente eficaz para quien esté dispuesto o dispuesta a seguir las pautas que en él se indican.  Incluye aspectos tan novedosos como es la nutrición, como componente de gran influencia en el funcionamiento del cerebro y consecuentemente de la conducta humana.

EL RETO DE SER FELIZ (JUAN MANUEL OPI)

EL RETO DE SER FELIZ (JUAN MANUEL OPI)

En preparación ya casi terminado un libro de poesía, que me hace mucha ilusión y también una novela que tardará más tiempo en ver la luz.

Por lo demás, sigo con mi proyecto de vida vital, aprendiendo cada día un poco más y organizándome cada día como si fuese el último día de mi vida, pero a la vez haciendo proyectos como si fuese a vivir cien años más,.. ¡Ah!, e intentando mejorar cada día mi hándicap de Picht&Putt, y lo más importante, viendo crecer a mi nieta Lucia -¡todo un primor!

-Hablemos ahora de su trabajo en el desarrollo personal. ¿Cuál es el perfil medio de quienes recurren a sus servicios de coaching?

-Básicamente empresarios y directivos, también organizaciones públicas. La mayoría universitarios y algunos “cargados” de masters.  En muchas ocasiones para arreglar entuertos que “alguien” se encargó de llevar a cabo, y sintiéndolo mucho tengo que decir que en muchos casos producidos por colegas (¿?) de profesión. También intervengo en procesos de cambio en grandes empresas donde el contacto es con todos los estamentos de las mismas, y por lo tanto, con niveles culturales de todo tipo, ello me permite tener una información y una visión más global.

-¿Qué ofrece usted que no ofrezcan otros?

-Una peculiaridad que percibo como diferencia con mis colegas es, en muchos casos la experiencia, yo empecé como trabajador del campo, pasé a ser almacenero, vendedor, ejecutivo, empresario y psicólogo.  Casi cuarenta años de experiencia en el mundo de la empresa, más de cuarenta años estudiando…  Pero para mi, lo más significativo, (y esto me lo han comentado muchos clientes), es que aporto experiencia de empresa (tengo experiencia en todas las escalas jerárquicas) y los estudios de psicología.  Hay poquísimos formadores o coachs, que sean psicólogos/as y además conozcan todos los “intríngulis” de las empresas, de ahí los innumerables fracasos que está cosechando el coaching.

Lamentablemente los mejores psicólogos clínicos, no tienen ni idea de la empresa (que es lo normal) y la gran mayoría de formadores y coachs no son psicólogos.  En España se pueden contar con los dedos de una mano los que aunamos estas dos circunstancias.  Estas que he relatado son algunas cuestiones diferenciales con mis colegas.

Por otra parte dedico el ochenta por ciento de mi tiempo laboral a estudiar e investigar, y el resto a trabajar con clientes.  Normalmente, en la profesión, los porcentajes son al revés…. Dejémoslo ahí…

-Entiendo entonces que no promueve entonces un desarrollo profesional “a toda costa”. Así, ¿cuál es para usted el culmen del desarrollo personal?

-Siempre tuve confianza en el ser humano para desarrollarse y crecer como persona.  Siempre creí en la igualdad del valor entre las personas “como tales”, negando las diferencias por raza, riqueza, sexo, etc.   Pero el primer valor del ser humano es la libertad.  La libertad es la base indispensable para ser feliz, y hoy la mayoría de hombres y mujeres no son libres y conste que me estoy refiriendo a personas que viven en nuestro país y países similares llamados “democráticos”.  Porque yo hablo de “otro tipo de libertad”.  Son (o somos) prisioneros de la deriva social hacia el consumismo indiscriminado, la “gran rebaja” en la escala de valores y la incapacidad de utilizar el cerebro para analizar y discernir la toma de decisiones.  Todo, para no realizar el esfuerzo de pensar.  El cerebro ya no cumple con una de sus misiones más importantes: preguntarse y buscar respuestas.  Hoy se limita a “copiar y pegar”. Aunque claro, después lo niega… Yo afirmo y demuestro, que es así.

Yo asumo mi función profesional para ayudar a las personas a que utilicen esa asombrosa máquina que es el cerebro, que aprendan a ser libres, que muchas personas se creen que lo son y en realidad viven al son de los cantos de sirena de la moda y la publicidad.

-Porque al final todo empieza por uno mismo, ¿verdad?

-Sí, el ser humano es el principio y el final de un proyecto único en cada persona, el problema es que muy pocas personas se responsabilizan de ese proyecto, “Si no fuese por…” “Si a mi me dejasen…”, La culpa es de…” Etc.  Si, todo eso es muy cierto, pero tú mientras tanto ¿que haces?, ¿quejarte?, “¿lamentarte? ¿O coges las riendas de tu vida responsabilizándote de tu propio proyecto?  Muchas personas esperan mucho de los demás, pero suelen poner muy poco de su parte.  Sería muy interesante que aceptasen que todo empieza por ellos o ellas… y también termina por ellos o ellas. Yo intento transmitir esa fuerza y esos conocimientos necesarios para que cada persona sea el verdadero dueño o dueña de su vida.  Aunque muchos siguen “erre que erre” en su negativa a cambiar, ¡aunque sea para mejorar!

-¿Considera que el desarrollo personal-profesional no es tan valorado como debiera?

-Si entendemos el desarrollo profesional como desarrollo técnico, sí, está muy valorado.  Si entendemos el desarrollo personal como los aspectos “humanos” de las personas, es decir; inteligencia/sabiduría, valores éticos, sana ambición, capacidad de gestionar las emociones, sinceridad, compañerismo, etc.  Pues no está muy bien valorado (ni pagado), siquiera considerado en los procesos de selección de personal, y en muchas ocasiones, ni siquiera remotamente contemplado, incluso por responsables de departamentos de RR.HH. (Recursos Humanos), y esto si que es muy fuerte…  Hoy lo que se suele pedir (y pagar) es conocimientos técnicos y sumisión, Así nos va…

-¿Y qué opina de los que llegan a desarrollarse a costa de otras personas?

-En nuestra sociedad actual, tanto en el mundo empresarial, como en el político, se ha desarrollado una “especie” profesionales (¿?) experta en operaciones “trepa”.  Algunos llegan a desarrollar esta habilidad en modo que roza la “excelencia”.  Algunos, incluso, llegan a dirigir algún país. Son expertos en “trepar” e incompetentes en “gestionar”, por eso cuando llegar “arriba” lo hacen tan mal.   Estas “escaladas”, siempre se desarrollan a costa de alguien, normalmente, personas más competentes, con valores éticos mas profundos, etc.  Por lo tanto, estas personas no me merecen ningún respeto.  Lástima que el miedo, sumisión y la falta de ilusión permitan el desarrollo de la mencionada especie y en algunos casos, para colmo de la desdicha humana, son admirados y se les rinde pleitesía/cortesía… Espero con ilusión pero no muy confiado que algún día alguien, o más bien muchos, consigan echar a los actuales “reyezuelos” y eviten que surjan nuevos “brotes” (en este caso, no verdes).

YO..COCODRILO! (JUAN MANUEL OPI)

YO..COCODRILO! (JUAN MANUEL OPI)

-¿Qué cree que se podría hacer para hacer llegar las claves del desarrollo a todas las personas?

-Hacer llegar las claves del desarrollo humano/humanista a todas las personas y que la mayoría de éstas lo entiendan, asuman y practiquen, es una tarea no solo ingente sino imposible.  Hay un gran problema, la gente no quiere pensar.  Yo suelo “presumir” de que mis libros son amenos e incluso divertidos, y muchas personas me comentan aquello de que “Están muy bien pero tienes que pensar” o “Te hacen pensar demasiado”.  Pues ¡“apaga y vámonos”!

Yo sigo con mi tarea, (no olvidemos que soy aragonés) pero a veces me siento solo he incomprendido. ¿Seré un bicho raro? 

Hay que enfrentarse cada día a la ignorancia, lo que podríamos llamar, para entendernos, falta de inteligencia emocional de la mayoría.  Coraje y unión para enfrentarse  a los poderosos, que aunque pocos, tienen la capacidad de manejarnos a su antojo, y lo malo es que la mayoría no se da cuenta, o bien no hace nada, “no sea que…”  

Ciertamente estoy muy decepcionado con la actitud de la mayoría de las personas de este planeta, insolidaridad, agresividad, maltrato del planeta, guerras, corrupción en nuestras propias narices, dictadores a “gogó”, injusticias impartidas por los que debería impartir justicia… ¡ufff!  Duro, muy duro.  Hoy pretender ser libre y ver con los ojos de la razón es muy duro…y triste, e incluso, te puede costar muy caro.

Ya se que no he dado una respuesta concreta a la pregunta, pero, aunque si la tengo, acepto con resignación la imposibilidad de llevarla a cabo, más bien se trata de un “curioso” sueño.

-Para despedir la entrevista, dígame qué opina: ¿los líderes (políticos, económicos, religiosos…) que nos traen todos los males del mundo son el actual paradigma de la Teoría de la Evolución de Darwin? ¿Son ellos más fuertes que toda la humanidad unida?

-Como explica Primo Levi: “En nuestro planeta las reglas de supervivencia son: O somos muchos aunque débiles, o pocos pero fuertes.  Y como consecuencia: Los pocos tienen la fuerza, los débiles la mayoría.”  Hoy por hoy, esta distribución mantiene la especie humana en un relativo equilibrio, lástima que los pocos y poderosos, abusan, maltratan, masacran y manipulan al resto, por eso, por que son débiles.   

 La historia sagrada, nos recuerda que somos hijos del pecado, Adán y Eva, y de un asesino, Caín.  Los neandertal que eran la rama mas inteligente de los “Homo” desaparecieron quedando los más toscos e ineptos que eran los Cromagnon.  En la edad media morían los más valientes en las batallas y sobrevivían los más cobardes que huían de las mismas… por no citar la “Santa Inquisición” que “empaló” o quemó en la hoguera a mas de treinta mil personas que eran los más inteligentes de la época… (siempre pongo como ejemplo a mi paisano Miguel Servet) y así hasta nuestros días.  ¿Que podemos esperar pues de esta selección “cultural” de nuestra especie?  Pues ahí están; políticos corruptos (no todos por supuesto) empresarios y directivos explotadores e incompetentes, religiosos que matan en nombre de no se sabe que dios o profeta y un corto etcétera, pues no olvidemos que los poderosos son pocos.

 Hoy en día en el mundo laboral se paga el conocimiento técnico y la sumisión, la inteligencia no interesa, incluso se persigue.

 A pesar de mi “indomable” Actitud Mental Positiva (A.M.P.) La esperanza de que esto cambie es como una línea que se pierde en el horizonte de un atardecer, cada día me parece más una quimera. La pregunta es: ¿hasta cuando?

*   *    *   *   *

http://www.opitraining.com

Anuncios