Este esquema es una interpretación de la evolución de los seres humanos. El conocimiento es el precursor de la experiencia. Cuando aprendemos nueva información y aplicamos lo que hemos aprendido modificando nuestro comportamiento, creamos una experiencia nueva y más rica. Puesto que las emociones son la consecuencia final de las experiencias, el resultado de nuestras acciones deliberadas debería generar nuevas experiencas con nuevas emociones asociadas. Cuando comprendemos de manera consciente cómo creamos esas nuevas experiencias basadas en el recuerdo de lo que hemos hecho y aprendido, nos adentramos en la sabiduría. La sabiduría es la comprensión consciente de nuestra capacidad para crear cualquier experiencia a voluntad. La sabiduría también puede adquirirse tras aprender de una experiencia desagradable si comprendemos qué fue lo que hicimos para conseguir ese resultado a fin de no volver a respetirlo más. La evolución es la sabiduría que conlleva la comprensión de los sentimientos que hemos creado, y está basada en lo que hemos aprendido, demostrado y experimentado.

*    *    *    *

Extraído de “Desarrolla tu cerebro”, de Joe Dispenza

Anuncios