Nada está inmóvil; todo se mueve; todo vibra. El Kybalión enuncia este principio entre otros siete herméticos.

Todo vibra; tú también vibras, así como todo lo que te rodea vibra con su propia frecuencia energética. Esta frecuencia vibratoria también existe en los alimentos, así como en su contenido de proteínas, grasas y carbohidratos, y aquí es donde me voy a centrar.

Se parte de la idea de mantener un sano equilibrio energético para garantizar la salud del cuerpo físico. Todo comienza en el cuerpo energético para luego reflejarse en la realidad física, en los órganos, en el funcionamiento orgánico de nuestro cuerpo.

Con base en esta concepción vibratoria o energética, los alimentos son clasificados en siete grupos. Cada grupo de alimentos nutre un conjunto de órganos o funciones del cuerpo físico, es por ello que, para mantener el cuerpo completamente nutrido, es necesario ingerir una ración de cada uno de los siete tipos de alimentos, durante el día.

Respetando los biorritmos del organismo, la dieta diaria se programa de la siguiente manera:

·        Desayuno: grupos azul y morado “energía de arranque”.

·        Almuerzo: grupos anaranjado, amarillo, verde y rojo “energía de mantenimiento”.

·        Cena: grupo blanco “energía de relajación”.


Se puede añadir una pequeña cantidad de los otros grupos dentro de cualquier comida, por ejemplo, en la cena: una tostada (grupo blanco) con poco queso (grupo rojo). Lo esencial es centrarse en los colores señalados anteriormente.

Los siguientes párrafos ilustran la clasificación de los alimentos de acuerdo a su “frecuencia vibratoria”. Señalo primero el color, después los alimentos que incluye y finalmente los órganos que nutre:

ROJO. Proteínas animales: pollo, pescado, huevos, leche, queso, germinados, azúcar moreno. Corazón, arterias, venas, médula ósea roja, vagina, pene, boca, plasma sanguíneo, cervix, sistema circulatorio y muscular.

VERDE. Todos los vegetales y verduras verdes: acelgas, espinacas, berros, lechuga, etc. Oído, vejiga, riñones, suprarrenales, próstata, piel, sistema nervioso central (gris), cerebelo (gris), cerebro (gris), testículos, uréteres, uretra.

AMARILLO. Leguminosas: lentejas, garbanzos, etc. Tubo digestivo, hígado, colon, duodeno, intestino delgado, ovarios, útero, vesícula biliar, tejido colágeno.

BLANCO. Cereales: trigo, pan, pastas, arroz, avena, centeno, cebada, etc. Pulmones, bronquios, tráquea, timo, apéndice, páncreas, huesos, piel, faringe, membranas serosas, paratiroides, sistemas linfático y nervioso (blanco), sistema óseo.

AZUL. Todas las frutas secas o deshidratadas. Cardias, ligamentos, hipotálamo, píloro, sistema linfático, sistema óptico, tendones, tejido conectivo laxo.

ANARANJADO. Los vegetales y verduras no verdes: patatas, calabaza, remolachas, zanahorias, etc. Endometrio, hipófisis, adenohipófisis, mucosas, panículo adiposo, patrones genéticos de función (ARN)

MORADO. Oleaginosas: pistacho, almendras, nueces, … Yogurt (lacto bacilo vulgaris), miel de abejas, coco.   Glándula pineal, nucléolo celular, núcleos del hipotálamo, patrones genéticos de base (ADN), piel, faneras, neurohipófisis.

Estos grupos alimenticios, en el orden que han sido escritos, están directamente relacionados con los Generadores o Chacras, que son los centros energéticos del cuerpo relacionados a la expresión emocional y a glándulas y funciones bioquímicas del organismo. Cada uno de ellos regula ciertas emociones del individuo, por lo que una alimentación balanceada garantiza el equilibrio emocional de la persona. Además, cada Generador o Chacra controla las funciones de los órganos descritos en cada grupo, por lo que la condición energética de estos centros es fundamental para preservar la salud del individuo.

Atendiendo a los conceptos expuestos, comeremos sin dañar el delicado equilibrio de la vida, garantizándonos con ello una vida más plena y llena de salud. El proceso de envejecimiento será más lento, las emociones estarán más controladas y la vitalidad regresará, finalmente, a nuestros organismos.

*   *   *   *

Fuente: http://www.scribd.com/

Anuncios