¿Son realmente necesarias unas gafas mágicas para ser capaces de ver más allá de nuestras propias narices? No lo son si se comprende que somos parte del mismo todo, piezas del mismo puzzle. Todos nos necesitamos unos a otros. Tan sencillo es mirar a través como mantener la vista opaca. Depende, como siempre, de la elección que se haga.

Anuncios