Se trata de un juego muy simple con el que se puede aprender a la vez que te diviertes, mientras el ambiente se llena de energía positiva. No recuerdo donde lo leí así que lo traslado al saber popular.

El mínimo de participantes es dos y no tiene máximo. Cada uno tiene lápiz y papel. Se establece un turno por persona, y cuando le toque a uno, este tendrá que anotar en el papel tres cosas de sí mismo que cree que debería mejorar. Mientras, los demás escriben tres cosas de esa persona que le parezcan positivas. Cuando se haya terminado, se lee todo lo escrito. Finalmente se cambia de turno y se hace lo mismo con la siguiente persona, y así sucesivamente.

Puedes realizarlo con la familia o con amigos. Como ves, es un juego ameno y constructivo, mediante el cual se puede conocer a los demás y sobre todo a uno mismo. No es difícil, pruébalo.

¡Pásalo bien!

Anuncios