Ser solidario significa ser compasivo.

Solidaridad no implica la hipocresía de actuar compasivamente de manera puntual para solventar una deuda de conciencia.

Ser compasivo significa amar incondicionalmente, y actuar en consecuencia.

La compasión nace en el corazón, no en la mente.

“Hemos venido a este mundo como hermanos; caminemos, pues, dándonos la mano y uno delante de otro”. William Shakespeare

“No tengas sólo piedad de los ciegos y de los tullidos; tenla también de los malvados, que tienen la desdicha de ser inválidos de espíritu”. Epicteto

La compasión es el mayor acto de amor existente.

En un mundo compasivo no cabrían las guerras.

Librándose de las ideologías y de los pensamientos preconcebidos es como uno puede SER de verdad; ser compasivo, ser amoroso, ser libre,… realmente es lo natural.

“La medida del amor es el amor sin medida”. San Agustín

Anuncios