Como muchas otras creaciones “hollywoodienses”, Star Wars nos muestra una enorme cantidad de símbolos. Los Jedi y los Sith de estas películas nos enseñan un reflejo de la dualidad del Universo: el mal puro y el bien puro que están destinados a coexistir el uno con el otro. El Código Jedi dice así:

No hay emoción, sólo hay paz.
No hay ignorancia, sólo hay conocimiento.
No hay pasión, sólo hay serenidad.
No hay caos, sólo hay armonía.
No hay muerte, está la FUERZA.

Así, desde estas frases, se nos representa lo que es trascendente para desarrollar el lado luminoso o de Jedi que todos poseemos:

-No dejarse llevar por las emociones, sino preservar la paz interior.

-Conocer y ser consciente de lo poco que se conoce.

-No dejarse llevar por las pasiones, sino conservar la serenidad.

-Ser consciente de la armonía del Universo.

-Conocer que la muerte no es más que un paso más de la Vida.

Espero que os haya gustado esta analogía “cinematográfica”.

Anuncios