A partir de hoy el blog lucirá tal y como lo estáis viendo, para mayor comodidad tanto mía como de los lectores. Ya sabéis que lo único que es permanente es el cambio… Como siempre, las páginas importantes y las secciones del blog aparecen en la columna izquierda, así como el calendario, desde el que se puede acceder fácilmente a todas las publicaciones del blog por fecha…

También quiero disculparme por no haber actualizado durante estos días; ha sido causa de fuerza mayor. Pero sabed que vengo con energías renovadas para seguir activo en la red…

Namasté, hermanos/as.

Anuncios