“Aunque actualmente con la palabra escéptico muchas veces se hace referencia a una persona que no cree en nada, que es pesimista, al analizar la etimología de esta palabra encontraremos que más que “el que no cree” es “el que duda, que investiga”. Los escépticos no creían en una verdad objetiva, porque para ellos todo era subjetivo, dependía del sujeto y no del objeto. Por ejemplo un escéptico diría siento frío pero no hace frío, ya que él sólo puede saber que él tiene frío o calor. A esta postura de no emitir juicios, sino exclusivamente opiniones, se la llamó suspensión de juicio. Esta actitud los llevaría a la paz del alma porque, al no creer en nada, no entraban en conflictos con nadie y no se veían obligados a defender sus opiniones ya que, para ellos, no existían verdades objetivas”. Wikipedia

“Cuando todos hablan mal de algo, examínalo bien. Cuando todos hablan bien de algo, examínalo bien”. Confucio

“Entia non sunt multiplicanda praeter necessitatem”. Guillermo de Ockham

“Es tan arriesgado creerlo todo, como no creer nada”. Denis Diderot

“Siempre que enseñes, enseña a la vez a dudar de lo que enseñas”. José Ortega y Gasset

“Cualquiera que tenga el poder de hacerte creer idioteces, tiene el poder de hacerte cometer injusticias”. Voltaire

“No crean nada que les digan en base a cualquier autoridad, por importante o antigua que ésta pueda ser” Jiddu Krishnamurti