Dentro de los pliegues de nuestra materia gris hay un misterioso y poderoso universo que define quienes somos y cómo vemos la realidad. Recientemente, los científicos han descubierto una gran clave que puede desvelar muchos de los secretos del cerebro: “la música”; ese increíble dato ha inspirado el trabajo de un neurocientífico, pero a pesar de todos sus esfuerzos para resolver los misterios del cerebro musical siempre le ha faltado algo: la oportunidad de estudiar el cerebro de un músico consagrado. Ahora ha encontrado a Sting.

VER DOCUMENTAL