You are currently browsing the tag archive for the ‘chakras’ tag.

El prana es energía de fuerza de vida. Es consciencia en si misma (también conocida como chi, taquión, orgone, éter). Es vida. Es luz. Es el electrón. El prana esta en todos lados del universo, emanando a través de todas las partículas y corrientes energéticas. En este planeta esta en todos lados, especialmente en todo lo natural. Esta en la atmósfera, en las grandes áreas de vegetación, ríos y grandes masas de agua.

La respiración pránica y el prana en general mantienen la vida misma, sin él no puedes existir. La respiración pránica esta integrada en la activación de tu Cuerpo de Luz. De hecho, el prana crea tu MerKaBah, (Cuerpo de Luz), y en cierto sentido es tu MerKaBah, porque es energía de luz / fuerza vital.

Drunvalo Melchizedek dice que el prana viene del sol, y creo que él no esta hablando de nuestro sol, sino del gran sol central de Alción. (El Cinturón de Fotones, nuestro sistema solar y muchos otros sistemas solares y estrellas, giran todos alrededor de este gran sol central localizado en las Pléyades). El cinturón de fotones también contiene esta energía. Pero el sol lo toma de Metatron.

El prana es la onda de Metatron. El es el creador de esta energía, de esta “luz externa”. Metatron es el vestido del Padre. Metatron es la luz de la redención. El prana es el aliento de Dios. El electrón es el ingrediente clave que crea vida. La onda de fuerza y longitud de onda de Metatron es la llave para nuestra translación dimensional a niveles superiores de despertar. Metatron es una de las presencias creadoras de YHWH para nuestro universo. Él es el creador del electrón. Tú debes de usar la longitud de onda de Metatron, “la cual permite que la Física Metatronica de Luz funcione dentro de ti”. (1)

Durante otras Edades de Oro nosotros respirábamos prana naturalmente. Esto es por lo que tenemos una zona blanda en nuestras coronillas al nacer. Por ahí es por donde respiraríamos naturalmente, pero la respiración pránica no es parte de nuestra realidad normal, así que nuestros cuerpos olvidaron y nuestro cráneo se endurece y se cierra. Pero aun a pesar de que ya no respiramos a través de nuestras cabezas y perineo, todavía necesitamos prana para sobrevivir. Primariamente hemos estado absorbiendo prana a través de la respiración normal y del alimento que comemos. Según hemos ido comiendo menos y menos alimentos naturales, y contaminando nuestra atmósfera, hemos estado ingiriendo menores cantidades de esta energía de fuerza vital. Esto se advierte en las enfermedades físicas, mentales, emocionales, psicológicas y espirituales, tan excesivas en el planeta Tierra.

Los Yoghis saben acerca del prana. Si has estudiado yoga, habrás hecho respiración pranayamica. Pero normalmente estas técnicas respiratorias todavía se hacen a través de los pulmones. La mayoría de los yoghis no saben que la apropiada respiración pránica no se hace con tus pulmones, sino a través de tu tubo pránico. El tubo de prana es como un tubo fluorescente que atraviesa directamente el centro de tu cuerpo a través de tu glándula pineal y tu perineo. No se curva con la columna vertebral. Normalmente se extiende un palmo por encima de tu cabeza conectándote con tu chakra de la coronilla (cósmico) y con el ápice del tetraedro masculino de tu MerKaBah. Y se extiende un palmo por debajo de tus pies, conectándote a la tierra, (tu madre), y con el ápice del tetraedro femenino de tu MerKaBah.

Dependiendo de tu nivel de consciencia, este tubo de prana puede extenderse a mayor o menor longitud de la mencionada, desde justo por encima de la superficie de la tierra, o unas pulgadas o pies por debajo, o puede conectarse con el mismísimo núcleo de la Tierra. También puede extenderse unas pulgadas, algunos pies o algunos miles de millas, por encima de tu cabeza. Este tubo de prana también es el camino por el cual la energía del Kundalini o fuerza vital sube desde la base de la columna vertebral, a través de los varios centros de energía del cuerpo (chakras) hasta la coronilla, abriendo al ser a la “consciencia cósmica”.

Tú respiras esta energía de fuerza vital hacia arriba desde la tierra hasta tu chakra del corazón, y hacia abajo desde lo cósmico por encima de ti hasta tu chakra del corazón. Es un flujo continuo. Vuelves a enseñar a tu cuerpo este tipo de respiración que tú y él habéis olvidado, y así tu cuerpo respirara automáticamente de esta forma todo el tiempo.

Al respirar prana a través de tu glándula pineal se activa este 4º ojo, el cual mira hacia lo cósmico, lo que, a su tiempo, altera tu consciencia. Este centro pineal/pránico es el centro de tu consciencia. Respirando conscientemente de esta manera te centra profundamente. También activa y equilibra todos tus chakras, creando así equilibrio. Y unido a esto esta el que respiras hacia el centro del corazón, cambiando tu enfoque desde tu plexo solar (el centro psíquico y de poder) al centro del amor. Este es un cambio desde la percepción de 3ª dimensión a la percepción de unidad de consciencia de la 4ª/5ª dimensión, la cual habilita la compasión y la comprensión.

El centro del corazón es tu puente físico de amor entre lo físico y lo espiritual. Es tu centro cósmico/terrenal, tu centro de amor, (pero no tu centro de consciencia, tu glándula pineal es tu centro de consciencia). Centra y emana aquí tu amor, sentimiento y expresión.

La madre tierra esta ascendiendo los chakras, del ombligo arriba al corazón. Nosotros como especies en ella, estamos haciendo lo mismo. La meditación del MerKaBah te mueve desde el ombligo (actual percepción humana) hasta el corazón, donde estamos yendo. Continuaremos subiendo rápidamente pero primero debemos ocuparnos del corazón. Este esta en alineamiento con la tierra. Tú puedes ir más alto si eres capaz ahora, pero eso es escaparse si no estas dirigido por tu Espíritu (yo superior) para subir mas arriba. Tú estas aquí ahora, estate aquí ahora, acompásate con la tierra. Si tu yo superior dice ir mas arriba, entonces ve adelante, sino estate aquí.

La respiración pránica es especialmente útil durante los cambios magnéticos que están sucediendo en este planeta. Tu cuerpo es esencialmente un imán bi-polar. Alrededor de tu cuerpo hay un campo magnético con forma de rosquilla que te rodea como un “tubo torico”. En el centro de este campo esta tu tubo de prana, es la columna central del campo magnético que es emitido por el cuerpo físico. El campo magnético de este planeta esta moviéndose hasta el punto cero. Si tu no estas completamente centrado dentro de tu propio campo magnético, sin esperar que la tierra te estabilice, tú estarás centrado no importa lo que suceda.

La memoria y el conocimiento están directamente unidos al magnetismo. Durante grandes vaivenes magnéticos (cambios polares), normalmente todos pierden la memoria y lo olvidan todo, se produce una degeneración. Olvidan absolutamente todo porque su consciencia, memoria y campo magnético esta conectado al campo magnético / memoria del planeta. Esencialmente se vuelven cavernícolas.

Ha habido muchos cambios polares en este planeta. Esto ha sido documentado por nuestros científicos y puede verse geográficamente y arqueológicamente. Estos cambios también han sido documentados en muchas tradiciones históricas indígenas y documentos religiosos. La Atlántida, Lemuria, el diluvio, etc. son unos pocos ejemplos. Estos cambios polares han sido bastante destructivos porque fueron el resultado de un cambio del planeta desde la consciencia a la inconsciencia, desde una era de luz a una era de oscuridad. Pero el cambio que estamos acometiendo ahora es el reverso, es un cambio desde la inconsciencia hacia la consciencia, (de la oscuridad a la luz) y al final total consciencia dentro de una forma física. Este cambio es un salto evolutivo, no un salto degenerativo. Es una Ascensión, no un descenso. Este es un cambio de consciencia y un cambio consciente. No puedes ascender inconscientemente, debes hacerlo conscientemente.

Esta es una evolución consciente que esta teniendo lugar en el planeta Tierra, una ascensión consciente. Toda la información que necesitas para tu despertar divino esta a tu alcance. Esta información es importantísima para el cambio que esta teniendo lugar. La respiración pránica, potenciando tu cuerpo Ka, y la activación de tu MerKaBah mantienen tu despertar consciente sin importar que cambios magnéticos ocurran, no hay quebranto de la memoria /consciencia.

Si tú estas totalmente centrado dentro de tu propio campo magnético, sin esperar que la tierra te estabilice, tú estarás centrado pase lo que pase. Tu MerKaBah con su propio campo magnético estable, sustituye al campo magnético de la tierra que se colapsa y con el que tú cuentas como referencia de tu marco de tiempo.

La mayoría de la humanidad del planeta Tierra experimentara este gran cambio de consciencia, oficialmente ellos “despertaran” por decirlo así, también la mayor parte de esos que parecen estar lejos de este nivel. La estimación actual esta alrededor del 90%, y por supuesto este valor probablemente cambiara. Cuando hayamos cambiado completamente, no habrá sitio en este planeta para esos que todavía desean permanecer inconscientes.

EL CUERPO PRÁNICO

Tú tienes muchos cuerpos que son parte de tu campo aurico (del aura). El importante, en relación con el prana, es tu cuerpo Ka o cuerpo pránico. El prana interpenetra ambos, al cuerpo físico y a este cuerpo pránico. Este cuerpo Ka es realmente la fuente de la fuerza vital moviéndose a través del primer nivel del campo físico, el cuerpo físico. Al cuerpo Ka se le llama a veces el gemelo espiritual o eterico, pues es un duplicado del cuerpo físico y sus campos energéticos, pero de un tipo de energía más sutil.

Sin el prana moviéndose a través de tu cuerpo físico y amplificando tu cuerpo Ka, no serias capaz de vivir. Es la autentica fuerza vital misma. El desarrollo de este cuerpo te dará un tremendo movimiento hacia una consciencia superior.

El Ka es crucial para elevar tu vibración a niveles superiores de consciencia. Este proceso de despertar requiere energía de fuerza vital, y esta fuerza vital se produce a través de tu Ka. Ya que esta fuerza vital emana de Todo Lo Que Es, tú estas respirando a Dios. Respirar de esta manera es respiración consciente, este es el motivo de la respiración pránica, en donde cada aliento que tu tomas conscientemente sientes tu conexión con Toda La Vida. Estas respirando conscientemente esta energía, este amor, esta vida. Respirar conscientemente es respirar con Dios. Los delfines y las ballenas respiran conscientemente, sus fosas respiratorias son lo mismo que sus tubos de prana. Cada aliento que ellos toman es una consciente inspiración y expiración con el flujo de la vida.

Viviendo tu vida de una forma de impecable maestría, utilizando la respiración Pránica y otras técnicas de alteración de la consciencia, refuerza tu fuerza vital, tu cuerpo Ka. Lo que comes, lo que bebes, con quien interactúas, pensamientos, emociones, percepciones (donde estas en tu consciencia), construye o disminuye tu Ka. Acelerando deliberadamente este cuerpo pránico, asciende tu cuerpo físico, y a su tiempo asciende tu consciencia. Lo que inspires o no de fuerza vital (prana) determina cuanta energía dispones para tus órganos y sistemas corporales. El Ka, determina la claridad, el poder y el impacto de tu pensamiento, y también determina la calidad de tu emoción.

La respiración pránica te mantiene emocional y mentalmente equilibrado, así como centrado en tus centros del corazón y pineal (consciencia). Es de gran ayuda especialmente durante esos incrementados niveles de luz que crean tiempos turbulentos y reacciones físicas, mentales y emocionales a esa luz. Es de gran ayuda también en situaciones de negatividad densa. Situaciones con gente que trata de desequilibrarte y atraparte en el mundo de supervivencia. En esos casos, para y reinicia la respiración pránica, respira el prana hasta tu centro del corazón. Serás instantáneamente ensanchado, cimentado en lo cósmico y en la tierra, y no te afectaran ni las energías densas ni la gente.

RESPIRACIÓN PRÁNICA

Inicialmente de pie, preferiblemente descalzo en la tierra, luego más tarde podrás hacer esto sentado confortablemente. Sea como sea, debes de estar tan cerca de la tierra como sea posible para que tu tubo de prana este en la tierra. Si estas sentado, tu tubo de prana esta mas introducido en la tierra porque no se curva con tu cuerpo, permanece derecho.

Visualiza y siente tu tubo de prana que se extiende derecho a través del centro de tu cuerpo, a través del centro de tu cerebro, a través de tu glándula pineal, a través de tu perineo. Se extiende un palmo sobre tu cabeza y un palmo bajo tus pies. Pon tu mano sobre tu cabeza brevemente para ver cuanto se extiende el tubo de prana. Mira abajo para ver cuanto se extiende el tubo de prana bajo tus pies. (Para visualizar el ancho del tubo de prana: forma un círculo con tu dedo índice y tú dedo pulgar, esta es la medida de tu tubo de prana).

Empieza respirando prana inspirándolo desde la tierra a través de tu tubo de prana hacia tu centro chakra del corazón. (Debes absorber este prana coincidiendo con la inspiración de tu respiración física, pero date cuenta que el prana es un flujo entrante constante, no entra y sale). Siente este prana de la tierra, la fuerza vital de la Madre Gaia fluyendo a través de ti y expandiendo tu corazón.

Ahora inspira el prana desde el cosmos por encima de tu cabeza, desde el centro de la coronilla. (Una vez más, debes absorber el prana coincidiendo con tu respiración física). Absorbe este prana cósmico a través de tu glándula pineal y siente como se activa. Absorbe este prana hacia tu centro del corazón. Siente la naturaleza multidimensional, intergaláctica y universal de esta energía. Siente como esta energía cósmica de fuerza vital te expande profundamente, recordándote tu esencia espiritual.

Ahora haz ambas inspiraciones al mismo tiempo. Absorbe el prana desde abajo y desde arriba a la vez, arriba a través de tu perineo hacia el corazón y abajo a través de tu glándula pineal hacia el corazón. Siente tu corazón expandiéndose. Siente el completo equilibrio que se crea. Siéntete tu mismo centrado en tu coronilla, conectado al reino del Espíritu, conectado a la tierra y equilibrado dentro de tu corazón.

Ahora tienes un corazón lleno de prana. Se ha creado una esfera de prana. Ahora expande esta esfera hasta abarcar tu cuerpo entero. (Esta es la esfera de Leonardo da Vinci). Esta esfera de prana penetrara y vivificara tu cuerpo entero y activara tu MerKaBah.

Esto es un flujo constante. Hazlo siempre. Hazlo cuando conduces tu coche. Hazlo mientras ves la TV. Hazlo en todas partes, a cualquier hora, en cualquier lugar, especialmente en situaciones de desequilibrio como lugares públicos donde hay cantidad de dramas de control de consciencia de masa y energías de supervivencia. Respira prana conscientemente hasta que lo hagas de una forma natural siempre. Se un respirador consciente de Divinidad.

Ahora que has practicado la respiración Pránica con instrucciones muy concretas, ya tienes en la memoria lo que tienes que hacer de un modo natural. Ahora hazlo de una forma más femenina. Solo relájate y permite que el prana venga de un modo natural y sin esfuerzo. Relájate tanto que se te caiga la cabeza. No tragues saliva ni nada, solo relájate y babea. Permite que el prana fluya dentro de tu corazón sin pensar en ello. Solo relájate, no pienses. Si tu mente no quiere callarse, solo obsérvala pensar. Permite a los pensamientos venir e irse. La clave aquí es máxima relajación. Permite esta experiencia. Solo relájate, deja que todo se vaya, y permite a tu cuerpo recordar como respirar.

Vuestro en Consciencia Pránica

Hermano en Prana

ZaKaiRan

Referencias: (1) – “Las Llaves de Enoch” de J. J. Hurtak.
Otras referencias generales: “The Hathor Material” de Tom Kenyon y Virginia Essene. Y enseñanzas de Drunvalo Melchizedek. Para información adicional sobre el MerKaBah, ver por favor mis libros y artículos acerca del Cuerpo de Luz. Ver también el material de Drunvalo, y los libros “Flower of life Workshop” y “The Keys of Enoch”.

Traducido por Luis A. Pérez

http://www.zakairan.com

Para aprender, para disfrutar o para ambas cosas…

VER DOCUMENTAL

El Anahatha o Chakra del Corazón, está localizado en el centro, a la altura del corazón. Su nombre significa sin abatir, fresco, puro, sin aflicción. En el cuerpo se asocia con el corazón, las manos, los brazos y la glándula timo, con el elemento aire y los colores verde, rosado y rosa.

El chakra del corazón está regido por el elemento aire. A diferencia de los otros elementos, al aire no lo ves, su influencia es sutil. Por el aire despliegas tus emociones y cultivas la compasión y la capacidad de amar.

Los tres chakras inferiores contienen la capacidad de cultivar la destreza sobre los impulsos. Cuando se equilibra y se abre el cuarto chakra, llegas al verdadero primer nivel de la conciencia auto-reflexiva, desde donde puedes verte a ti mismo a través de los ojos de los otros y entiendes que los demás son tan importantes como tú. En los primeros tres chakras estás regido por el “yo”, en el cuarto empiezas a tener sentido de “nosotros”.
Sabes cuáles son tus sentimientos y puedes dirigirlos. Casi todos pueden amar y sentir fuertes impulsos y pasiones unos por otros, pero actuar desde el cuarto chakra es dar forma a la pasión para cumplir con los compromisos y obligaciones del amor.

Se relaciona con el funcionamiento del sistema inmune, la glándula del timo y el bombeo del corazón. Nos da inequívocas “corazonadas”. Nos hace saber quiénes somos y qué queremos en las relaciones.
Cuando funciona bien, actúa como un sistema inmune, te advierte cuando algo es extraño y necesita ser examinado antes de aceptarlo, sabe cuando algo tiene afinidad contigo, con tu organismo, y puede entrar en tu cuerpo. Sabes cómo y cuándo y cuánto dejar entrar a alguien a tu vida, cómo armonizar todas tus relaciones. Si está sobreactivado, necesitarás necesitar demasiada simpatía. Si está subactivado, serás dependiente de los demás y estarás confundido respecto al sentido de ti mismo.

Cualquier bloqueo en el diafragma o en el mecanismo de respiración, lo afecta profundamente. Su más poderoso estímulo es la respiración en todo tipo de pranayamas.

Este chakra es el punto central del sistema de chakras, en el se unen los 3 centros inferiores (fisico/emocinales) con los 3 centros superiores (psiquico/espiritual); es llamado “la puerta del alma”.

No me explayaré en qué son los chakras. Resumiéndolo mucho, son los puntos clave energéticos que poseemos en nuestro cuerpo. En ocasiones podemos notar que no nos sentimos todo lo bien que podríamos estar, y esto podría deberse a que los chakras se encuentran bloqueados. A continuación, en el siguiente extracto, se detallan tres ejercicios para desbloquear nuestros puntos clave energéticos y que fluya correctamente la energía.

Ejercicios corporales para liberar bloqueos energéticos

Los siguientes tres ejercicios de contracción, altamente eficaces para liberar las energías bloqueadas en los chakras, los aprendimos de Keith Shenwood, a quien expresamos aquí nuestro agradecimiento. Keith Shenvood imparte excelentes seminarios sobre perfeccionamiento, armonización y curación del hombre. En estos ejercicios tomó como referencia el antiguo saber de la tradición yogui de la India.

La realización de los siguientes ejercicios tiene un efecto benefactor y equilibrador sobre todo nuestro organismo que se hace patente de inmediato. Lo mejor es tumbarse de cuerpo entero sobre el suelo o sentarse con la espalda lo más recta posible en la posición del loto o sobre los talones. Cerramos los ojos y nos dejamos deslizar a un estado completamente plácido. Nuestra respiración es tranquila y relajada. Algunos practicantes cuentan lentamente al revés; desde diez hasta uno, entrando con cada número en una relajación cada vez más profunda.

Ejercicio 1o La contracción del centro radical

Espiramos pausadamente y a continuación tratamos de contraer hacia dentro con la mayor fuerza posible la zona del abdomen inferior. Primero contraemos el músculo del ano y tiramos de él hacia dentro, como si quisiéramos reprimir la defecación. A continuación, contraemos los órganos tan intensamente como nos sea posible. Finalmente, tratamos de contraer hacia dentro, en dirección hacia la columna vertebral, la zona umbilical del abdomen inferior. Este último paso del ejercicio apoya las dos contracciones precedentes, puesto que se tira del recto y de los órganos sexuales hacia atrás y hacia arriba.

Tenemos así un estado de máxima contracción del abdomen inferior; lo mantenemos durante algunos segundos, y después nos soltamos completamente, retornando a nuestra situación inicial relajada. Al cabo de algunos segundos repetimos las tres fases del ejercicio y mantenemos de nuevo la contracción de toda la cavidad pélvica durante varios segundos: luego soltamos y relajamos.

El mismo ejercicio una tercera vez. Después disfrutamos unos minutos de reposo, permaneciendo con la consciencia en el lugar en que se ha practicado el ejercicio. Este ejercicio de contracción libera sobre todo los bloqueos del primer y del segundo chakra y estimula la energía Kundalini. Es normal y deseable una creciente sensación de energía o calor.

Ejercicio 2o La contracción del diafragma

(El diafragma es una placa músculo-tendinosa que delimita y separa la parte superior de la cavidad abdominal de la cavidad torácica.) Continuamos en nuestro estado relajado de paz y sosiego interiores. La respiración es pausada y regular. Al espirar, intentamos contraer hacia arriba nuestro diafragma de forma que se eleve en dirección a la cavidad torácica. Al hacerlo, los órganos del abdomen superior se ven simultáneamente comprimidos hacia atrás, en dirección a la columna vertebral. Intentamos mantener esta vigorosa contracción durante algunos segundos. A continuación relajamos unos segundos explayándonos completamente, y repetimos este ejercicio dos veces más. En la pausa que sigue seguimos dirigiendo nuestra atención al lugar donde hemos realizado el ejercicio. En general, experimentaremos un cosquilleo o vibración de intensidad diversa: algunas personas también sienten calor, o incluso una sensación de calor intenso. Esta reacción es desencadenada por la energetización del chakra del plexo solar: parte de la energía liberada asciende hasta el chakra cordial, que también se activa mediante este ejercicio. Se extiende en nosotros una sensación de profunda satisfacción interior. Permanecemos completamente relajados y somos testigos de lo sucedido.

Al cabo de algunos minutos de profunda tranquilidad pasamos al siguiente ejercicio.

Ejercicio 3 o La contracción de la nuca

En este ejercicio inspiramos a través de la nariz y, partiendo de nuestra situación de relajamiento, intentamos contraer o apretar simultáneamente hacia abajo la nuca y la barbilla, en dirección al cuerpo. Al hacerlo, tiramos de los hombros hacia arriba, de forma que el cuello se haga cada vez máis corto. Mantenemos esta tensión durante unos segundos concentrándonos en nuestra nuca. Después, nos volvemos a relajar completamente y dejamos todo suelto. A los pocos segundos repetimos este ejercicio y nos relajamos de nuevo. Lo mismo una tercera vez: tensar unos segundos y soltar.

Este tercer ejercicio de contracción disuelve las energías estancadas en el chakra del cuello, purificando este importante canal que une la cabeza y el corazón. Cuando aquí se recupera el flujo energético libre de obstáculos, sentimos en la zona de la nuca y los hombros un fuerte «ardor», que va acompañado de un sentimiento de fortaleza interior, sinceridad y autoconfianza. Mediante este ejercicio se armonizan y equilibran las fuerzas del yin y del yang.

Si realizas consecutivamente los tres ejercicios de contracción que hemos descrito, podrás constatar instantáneamente una clara mejoría de tu estado general. No obstante, te aconsejamos encarecidamente que no exageres este ejercicio. Realizarlo dos veces al día, por la mañana y por la tarde, es en principio más que suficiente.

Quien disponga de alguna experiencia puede practicar los ejercicios de contracción, en el mismo orden indicado, varias veces consecutivas. Pero siempre prestando atención a su propio bienestar. Nunca debemos superar nuestros límites naturales internos, que nos indican claramente cuándo es suficiente.

Para muchas personas, estos ejercicios se han convertido en un componente fijo de su vida; para nosotros, también, pues bastan unos minutos para realizarlos, y lo que conseguimos a cambio es sorprendente. Sin embargo, lo que nos hace avanzar no es conocer estos eficacísimos ejercicios, sino practicarlos a diario.

EXTRACTO DE “EL LIBRO DE LOS CHAKRAS” DE SHALILA  SHAR&DOM Y BODO  J. BAGINSKI

SECCIONES

julio 2017
L M X J V S D
« Ene    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

SOBRE MY OWN WORLD

My Own World pretende informar y/o servir de ayuda al lector, abordando asuntos relacionados con la filosofía, el desarrollo personal, la salud, la solidaridad y la sociedad.

CONTACTO MY OWN WORLD

myownworld.mail@gmail.com

MY OWN WORLD

MY OWN WORLD

DERECHOS DE AUTOR

Creative Commons License
MY OWN WORLD by Daniel F. Carpintero is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License. Esto blog y todo lo publicado en él queda protegido bajo Licencia Creative Commons.

Estadísticas

  • 166,463 hits